Download Free Designs http://bigtheme.net/ Free Websites Templates
Spanish English

Por: Mario Fernández

@mariofnnzr

Terminadas ya las competiciones de clubes más importantes en el mundo del fútbol, se han desarrollado desde hace poco más de un mes y hasta la fecha, varios torneos importantes de selecciones nacionales que acogen tanto jugadores consagrados como talentos emergentes, a saber el Torneo Esperanzas Toulon, el Europeo Sub-21, Mundial Sub-20 de la FIFA y la Copa Confederaciones. Sorpresivamente, en las dos últimas competiciones el protagonista no ha sido un jugador o una selección concretamente, pues, de lo que todo el mundo habla los últimos días es de este nuevo árbitro asistente de video o “Video Assistant Referee (VAR)”. Este sistema de apoyo en vivo lo implementó la FIFA con la finalidad de terminar con las polémicas arbitrales, sin embargo el cambio ha sido brusco en la dinámica y esencia propia del juego, pues, no es común para el aficionado del deporte rey y para los mismos protagonistas del  juego que la decisión de un penalti, un gol o una amonestación sea cambiada luego de una revisión en video solicitada por el árbitro.

Existen antecedentes de utilización de este “árbitro asistente de video”. En los deportes americanos como la MLB, NBA, NFL, entre otros, se ha convivido con este sistema de apoyo con total normalidad. Existe un punto diferenciador importante respecto de estos deportes y el fútbol, y es que en los deportes americanos no solo es el árbitro, referee o umpire quien solicita la asistencia del video sino el coach o manager del equipo afectado también puede hacerlo.

En el fútbol resulta muy polémico el hecho de que solo el árbitro principal sea quien solicite la repetición cuando lo cree conveniente. Pareciera entonces quedar todo a juicio arbitral, y si está errado, aun así mantendría su posición. Entonces, no aparece la revisión del video como una ayuda al equipo afectado sino más bien como una herramienta al árbitro de corregir su decisión cuando se encuentre inseguro. 

Cabe acotar que la FIFA también pretende hacer una modificación radical con tiempos de 30 minutos netos y así poco a poco ir experimentando el cambio de la esencia de un deporte del cual somos apasionados y que espero no extrañemos en un futuro.