Download Free Designs http://bigtheme.net/ Free Websites Templates
Spanish English

Por: Mario Fernández

@Mariofnnzr

Parece extraño hablar de una inserción de un deporte como el baloncesto dentro del fútbol, siendo ambos tan distintos en su esencia; sin embargo, se quieren poner en marcha cambios radicales dentro de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) como iniciativa de la nueva figura que la encabeza, Aleksander Ceferin, quien pretende poner en marcha un ambicioso plan cuya estrategia principal pasa por lograr adaptar un cambio importante dentro del modelo actual del fútbol europeo que ponga fin a la enorme desigualdad existente entre los clubes con un bajo presupuesto de las grandes potencias.

Ceferin desea que el cambio radique en instaurar unas modificaciones en los reglamentos referentes a los traspasos de jugadores. Hay que evaluar la competitividad de cada liga y la manera en la que funciona actualmente el mercado de traspasos. No hay que tener miedo de tocar las reglas del mercado y poner en práctica mecanismos como las ‘tasas de lujo”.

La ‘tasa de lujo’ es un elemento aplicado en la NBA, al igual que en la MLB, que busca mantener cierto equilibrio entre las franquicias más poderosas y el resto, se trata de un control de exceso frente a la cantidad de masa salarial. La liga (NBA) establece un tope salarial y, por cada dólar que la franquicia lo sobrepase, está obligada a pagar otro dólar de multa, y se incrementa si eres reincidente. Lo recaudado se reparte entre los equipos que están por debajo del tope salarial. Esta es una medida que se pretende poner en práctica dentro de la UEFA, tomando como ejemplo el precedente de la NBA que hasta ahora ha dado resultados exitosos en la liga más importante de Baloncesto del mundo. Cabe acotar que existe ya un borrador del plan el cual ha sido examinado y aprobado por muchas de las federaciones pequeñas y medianas de 55 que componen la UEFA, aunque tiene la oposición de las más poderosas (España, Inglaterra, Alemania e Italia), puesto que el borrador pone grandes limitaciones a los clubes más importantes de las ligas de estos países.

En mi opinión, estas modificaciones les permitirían a las ligas europeas una competitividad ecuánime, creando una competencia más vistosa y mucho menos predecible. Por otra parte, de concretarse esas modificaciones, el fútbol europeo a nivel de clubes cedería terreno a las ligas como la China que desean atraer más público apostando a las inversiones estratosféricas y que quizá llamen la atención de jugadores que vean con mayor ambición a una oferta monetaria que al espíritu competitivo. Finalmente, solo queda esperar la decisión que tome la UEFA y observar las consecuencias que lleve consigo.